Seleccionar página

cerrajerossantapola.club
Es muy común que las puertas puedan llegar a cerrarse inesperadamente con el pestillo puesto, pudiéndose quedar las llaves dentro de la casa o local y llegando esta situación a ser bastantes exasperante por no saber como hacer para entrar sin tener la llave y sin causar daño alguno a la puerta y/o cerradura de la misma.
Antes de proceder a llamar a un cerrajero para que abra tu puerta cerrada, tienes que saber que existen métodos que hacen posible la apertura de la puerta con la utilización de objetos que se encuentran dentro de tu hogar.
Son muchos los artículos que puedes llegar a utilizar para abrir tu puerta con pestillo, entre los que se pueden mencionar un destornillador y tarjetas.
Pero en esta oportunidad te diremos como hacerlo con un cuchillo ya que los mismos son lo bastante delgados como para poder meterlos por la ranura de la puerta; así como también tienen la resistencia requerida para poder aplicar la presión necesaria en la cerradura.
A continuación te vamos a indicar lo que debes hacer para poder abrir tu puerta con un cuchillo:
En primer lugar debes buscar un cuchillo que tenga hoja delgada y que sea flexible, como por ejemplo, los de mantequilla. Los mismos son muy seguros para manipular pues no tienen filo para cortar.
Procede a pasar el cuchillo entre el marco de la puerta y la ranura por el lado donde está ubicada la cerradura.
Aplica la presión suficiente a la cerradura y empuja hacia el lado de la puerta. Puede ser que tengas que llegar a sacudir el cuchillo hasta que encuentres el mejor ángulo para llegar a mover la cerradura.
Haciendo todo esto de forma correcta deberás abrir fácilmente la puerta cerrada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies